El propósito de este sitio web es presentar al pueblo cristiano en general
una escatología bíblica, coherente, de triunfo evangélico y que satisface plenamente
el eterno propósito de Dios en Cristo Jesús (Efesios 3:10,11), y estimular a los hermanos
a que pongan su mira y esfuerzo a la consolidación de la “unidad de la fe”
en torno a la verdad por la cual Cristo oró al Padre en la víspera
de su crucifixión (Juan 17:21-23; Efesios 4:13).
Continúa aquí »»»
ARTICULOS POSMILENIALES
ARTICULOS EN INGLES
 
Zion's Glad Morning
Willard A. Ramsey
La más grande obra del
evangelio por medio de la
iglesia aún está por venir. La
visión bíblica es una visión de
esperanza, de salvación por
medio del evangelio para los
millones de almas perdidas
en el mundo – esperanza para
el hambriento, esperanza
para el que sufre,
esperanza para los que
están en guerra, porque
la alegre mañana de
Sión aún está por venir.
 
The Rapture Plot
Dave MacPherson
En la medida que el segundo
avivamiento occidental llegaba
a su zenit ~ una pequeña secta en Inglaterra empezó a enseñar una nueva visión del fin del mundo.
Esta visión era complicada,
pesimista, y perturbadora, y
desde entonces se empezó a
debilitar la unidad cristiana, y
esparció un aire de pesimismo
en las filas evangélicas que gradualmente destruyó el espíritu
de avivamiento y el evangelismo
y esto ha afectado al cristianismo
por más de un siglo.
Estos Libros pueden ser pedidos a www.millenniatech.info

La destrucción de la tierra y el universo ocurrirá en la segunda venida de Cristo (Mateo 24:29; 2Pedro 3:10-13; Apocalipsis 6:12-17; 2Tesalonicenses 1:6-10; véase gráfico); y puesto que esto sólo puede ocurrir "una vez más" de acuerdo con Hebreos 12:26,27; aquí podemos establecer un perfecto punto de partida para después comenzar a retroceder en secuencia en el análisis de los eventos que preceden la segunda venida de Cristo. Continúa aquí »»»

El Salmo 110 es la columna vertebral que sostiene toda la escatología del Nuevo Testamento (NT), porque define la ubicación del trono desde donde Cristo reina hasta que todos sus enemigos sean puesto por estrado de sus pies (véase gráfico). Este Salmo se repite 27 veces en el NT dando a entender la importancia de esta teología para los apóstoles y los escritores del NT en su configuración de los eventos del futuro.Continúa aquí »»»

La segunda venida de Cristo está inevitablemente conectada con la resurrección de los muertos; y esto ocurre “inmediatamente después de la tribulación” (Mateo 24:29). La voz de Cristo, la trompeta final (véase gráfico), y la resurrección simultánea de los muertos (justos e injustos) son tres eventos concadenados que definen categóricamente el curso y orden de los eventos del futuro, estableciendo un marco de escatología postmilenial.Continúa aquí »»»

El cuarto argumento en pro de una venida postmilenial, postribulacional es el hecho que en la Segunda Venida de Cristo todos los seres humanos resucitarán para comparecer simultáneamente ante el trono de Dios en el día del juicio final (Ap. 20:11-15; véase gráfico).
En el día del juicio, Dios vindicará la obra del Cordero de Dios, y recompensará a cada uno según sus obras, vida eterna a los que en El confiaron, y condenación eterna a los que no obedecieron al evangelio de Jesucristo.Continúa aquí »»»

El quinto argumento en pro de un advenimiento posmilenial, postribulacional es el simple hecho que el Nuevo Testamento revela una sola segunda venida de Cristo. Esta proposición parece demasiado obvia, pero en vista que el premilenialismo ha establecido que la segunda venida de Cristo se ha de efectuar en dos fases, se hace necesario esclarecer que su segunda venida es en una sola fase.Continúa aquí »»»

¿Avanzamos victoriosamente hacia un periodo donde la tierra será llena del conocimiento del Señor, como las aguas cubren el mar, por medio del poder del evangelio y la influencia del Espíritu Santo o avanzamos irreversiblemente hasta un punto de degradación moral y espiritual tal que sólo exija la intervención de un Cristo reinando con “vara de hierro” en esta tierra? Continúa aquí »»»

El premilenialismo opera con una premisa falsa, dando por sentado que Cristo debe sentarse en un trono terrenal igual que el rey David, confi-gurando artificialmente todo el Nuevo Testamento para darle cabida a este supuesto reino terrenal, cuando la Escritura es como el agua de clara para establecer que no es la ubicación del trono lo que define el reinado, sino quién se sienta en él, y Cristo se sentó a reinar en el trono de David, cuando ascendió a la diestra de Dios (Hch. 2:29-35; 1Co.15:25).Continúa aquí »»»

¿Un Reino Terrenal o un Reino Celestial?

La expresión “Porque preciso es que él reine” es análogo a decir “Siéntate a mi diestra”, pues Pablo cita el texto del Salmo 110 que es un Salmo Mesiánico. Las preguntas ahora son: ¿Desde cuando es preciso que Cristo reine para dar cumplimiento a la promesa Mesiánica hecha a David? ¿Desde su ascensión a la diestra de Dios (Hch.2:29-35) o desde su Segunda Venida en adelante? ¿Está Cristo reinando ahora en el trono de David o está a la espera de venir y reinar en un trono terrenal? Continúa aquí »»»

Preciso es que El reine

 

Todo propósito de Dios está diseñado para la victoria, todo plan del Omnipotente lleva consigo la garantía de un satisfactorio y completo cumplimiento, porque El es el autor y consumador de Sus propósitos, Su Omnipotencia los gesta, Su Omnipresencia los respalda, y Su Omniciencia avala el total cumplimiento de ellos en los tiempos que El dispuso por Su soberana voluntad.Continúa aquí »»»

 

"...he aquí un caballo blanco..."

El Salmo 110 es una profecía Mesiánica que describe el reinado soberano de Cristo y su ministerio sacerdotal a la diestra de Dios en las alturas en favor de sus escogidos y su iglesia en el proseguimiento del eterno propósito de Dios en Cristo Jesús (Efesios 3:10, 11). Este Salmo es el “pilar” que soporta toda la estructura escatológica bíblica, puesto que establece la ubicación del trono desde donde Cristo reina con el objeto de dominar sobre sus enemigos, hasta subyugar toda resistencia debajo sus pies.Continúa aquí »»»

Salmo 110:1

El reino de Dios es aquella entidad espiritual y universal en la cual Dios reina y domina como supremo regente sobre sus criaturas y creación, tanto en la esfera física como en la espiritual. Esta supremacía la ha tenido desde la eternidad pasada, hasta la eternidad futura. El reino de Dios llegó a la tierra con el advenimiento de Jesucristo, y desde entonces la iglesia ha estado predicando: "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado" (Mt.3:2).Continúa aquí »»»

.
"El viento sopla..."(Jn.3:8).

En la oración intercesora de Cristo en Juan 17,
podemos ver los deseos de su corazón en relación a la unidad visible de su pueblo y el efecto que El sabe puede producir en la evangelización mundial. Aun cuando la Palabra iglesia o cuerpo no aparece en Juan 17, debemos asumir que las Palabras omniscientes de Cristo anticiparon la unidad de su pueblo en el contexto de la iglesia.Continúa aquí »»»

Para que crean que tú me enviaste (Jn.17:21).

El milenio es un término utilizado para representar un periodo de mil años sobre la tierra (Apocalipsis 20:1-3), en donde la paz y la justicia prevalecerán por largo tiempo. Este evento queda plasmado en las palabras del profeta Isaías que dice: “La tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9).Continúa aquí »»»

El becerro y el león... andarán juntos (Is.11:6)

Cristo y todos los escritores del Nuevo Testamento sabían de los eventos que era necesario que ocurrieran entre su primera y segunda venida. Por lo tanto, no podemos esperar que ellos creyeran que la segunda venida de Cristo podía ocurrir en cualquier momento, inmediatamente después de su ascensión a los cielos.Continúa aquí »»»

Ciertamente vengo en breve (Ap.22:20).
Captando una visión postmilenial de la Segunda Venida de Cristo
Temuco - Chile